Artículos de la vocera de la Ciencia Cristiana en Argentina en periódicos de Venado Tuerto, Argentina

Tres medios de comunicación de Venado Tuerto, provincia de Santa Fe, Argentina, han publicado recientemente artículos y entrevistas de la portavoz de la Ciencia Cristiana en Argentina, Elizabeth Santángelo de Gastaldi, titulado

1) El artículo publicado en “NoticiasVenado.com.ar” se titula “Una propuesta diferente a la hora de pensar en salud”, y se puede leer aquí, en dos partes:

parte 1http://www.noticiasvenado.com.ar/index.php?sub_page=nota&nota=1167
parte 2http://www.noticiasvenado.com.ar/index.php?sub_page=nota&nota=1202

2) El artículo publicado en “La Guía Regional” se titula“La Espiritualidad es el camino” y se puede leer aquí: http://www.laguiasemanal.com.ar/2011-07-29/noticia_titulares0.asp?id=4573 , el PDF se puede descargar aquí.

3) El artículo publicado por el diario “El Informe” se titula “La curación espiritual basada en la oración” y su PDF se puede descargar aquí.

A continuación copiamos textualmente dos de los textos:

“NoticiasVenado.com.ar”, Venado Tuerto, provincia de Santa Fe, Argentina
Sección sobre Salud
18-07-2011 (parte 1) y 21-07-2011 (parte 2)

Una propuesta diferente a la hora de pensar en salud

PRIMERA PARTE:

La Sociedad no parece encontrar todas las respuestas para mantener una buena salud, recurriendo a la medicina convencional únicamente. Cada vez existen más evidencias de que una vida espiritual rica tiene un importante impacto positivo en la salud, tanto física como psíquica.

En la actualidad existen variadas propuestas en relación al bienestar espiritual de los individuos y los efectos en la salud.
Para eso, el cristianismo, tal como Jesús lo presentó, hace su aporte mediante la experiencia individual, a través de la aplicación de estas enseñanzas, logrando ser mejores personas, mejores dentro de nuestra relación familiar, profesional, y hasta en el ámbito político y deportivo.

Este camino de crecimiento espiritual, revela una mejor calidad de vida, bienestar físico, psíquico y emocional.

Para eso, la Ciencia Cristiana, presentando una plataforma de ideas útiles, se rige por la oración, no basándola en ruegos o peticiones, ni tampoco entrando en un estado de excitación o exaltación, sino a través de la elevación espiritual, que indica nuestra silenciosa conexión con Dios, el bien, y escuchando atentamente su guía y protección. Cuando se está en medio del bullicio, no escuchamos la voz divina.

Esta espiritualidad práctica, nos modela, no solo resolviendo problemas específicos desde el punto de vista social o físico, sino que al mismo tiempo logramos detectar un cambio en el carácter, y una concepción más espiritual de la vida y la salud.

SEGUNDA PARTE:

Cada vez existen más evidencias de que una vida espiritual rica tiene un importante impacto positivo en la salud, tanto física como psíquica. En esta segunda parte, un valioso testimonio.

Puedo compartir una experiencia que me demostró la importancia de una vida de oración. Fue un momento en que me encontraba sumida en una profunda depresión. No había ningún horizonte prometedor en mi vida y si bien contaba con un buen empleo, y preparación intelectual, éstos no ofrecían ninguna ayuda para salir del encierro, la rutina, la falta de inspiración y alegría que interiormente reclamaba.

Fue así que contando con las herramientas que me brindaba el cristianismo, comencé por mi misma: descubrí que al comenzar cada día, no estaba habituada en poner la oración en funcionamiento, y orar significaba estar conectada con Dios, escucharlo humildemente, sentir su presencia inspiradora en mi corazón.

La primera idea que surgió en ese momento, fue comenzar a ordenarme por dentro y por fuera también.

Comencé por el orden y renovación de mis espacios. Vivía con mis padres, y también esto significó poner más atención al trato con ellos.

Me di cuenta que diariamente ignoraba a mi familia, ni siquiera me interesaba por sus cosas ni por sus proyectos.
Tampoco por ver si había alguna necesidad a la que yo pudiera responder efectiva y afectivamente.

Entonces, mi vida comenzó a dar un giro de 180 grados. Ese orden y renovación que comencé a establecer en mis cosas, en mi entorno y en mi manera de pensar, se transformó en buenas oportunidades. Nuevas propuestas de trabajo, nuevas amistades, y hasta un viaje en donde conocí al que hoy después de 32 años de casada, es mi esposo.

A eso llamamos espiritualidad, y a estos cambios de pensamiento lo llamamos conexión con lo divino, para alcanzar la salud física y mental.

Estos cambios, no solo nos hacen comprobar que logramos recuperar la salud sino también haber logrado una transformación de nuestra conciencia, mejora el carácter, ayuda a relacionarnos mejor con los demás, y logramos paz y armonía en cada experiencia.

La espiritualidad impacta en la salud, convirtiéndose en una poderosa fuente de fortaleza, de vida plena y saludable.

Puede obtener información adicional, en: www.blogcienciacristiana.com

Fuente: ELIZABETH SANTANGELO

Elizabeth Santángelo de Gastaldi
Relaciones con los Medios y el Gobierno
Vocera de la Ciencia Cristiana para Argentina
argentina@compub.org
Tel y fax:  +(341) 462 2007
Rosario-Santa Fe
————————————————————————————————————————————

“LaGuiaSemanal.com.ar”, Venado Tuerto, provincia de Santa Fe, Argentina
 29-07-2011

CIENCIA CRISTIANA

La espiritualidad es el camino

“Mutación importante en el desarrollo de otros procesos, ya de orden físico, ya históricos o espirituales”. Así define el Diccionario de Real Academia Española, en su segunda acepción, a la palabra “crisis”. En la particular filosofía oriental, la crisis está vista como una oportunidad de cambio; tiene una valoración positiva.

“Mutación importante en el desarrollo de otros procesos, ya de orden físico, ya históricos o espirituales”. Así define el Diccionario de Real Academia Española, en su segunda acepción, a la palabra “crisis”. En la particular filosofía oriental, la crisis está vista como una oportunidad de cambio; tiene una valoración positiva. Para nosotros, los occidentales, en cambio, crisis suele ser algo negativo, lo asociamos a algo malo. Sin embargo, nuevas corrientes de pensamiento están intentando amalgamar estas dos vertientes y así empezar a buscar en necesario cambio en el Hombre, cambio que exprese esta necesidad de encontrarse a uno mismo. Pareciera ser una etapa superadora, una respuesta al materialismo, al consumismo desenfrenado que se implantó a partir de la década del los 90 en todo el mundo, fundamentalmente, a partir de la caída del muro de Berlín en 1989. El Hombre hoy está buscando respuestas a ese vacío existencial que le deja el excesivo materialismo imperante. Y estas respuestas las encontrará, sin dudas, en su interior, en la espiritualidad. De esto nos habla la Ciencia Cristiana. Y, básicamente, de esto vino a hablar a nuestra ciudad una de las difusoras de estas ideas, Elizabeth Santángelo de Gastaldi.
La Ciencia Cristiana es una religión que surgió en el siglo XIX y Mary Baker Eddy fue su descubridora. Está basada en las enseñanzas de Cristo Jesús, que dejó implícitas esas enseñanzas que ayudan a espiritualizar el pensamiento del hombre. “Hoy, las enseñanzas de Jesús están muy vigentes, se logra un mejor estándar de vida, con la aplicación de las leyes espirituales que él enseñó, incluso el sermón del monte que es una plataforma de valores espirituales, con respecto al prójimo, al perdón, con hacer bien a los que no nos hagan bien”, sostiene Santángelo.

Inicios

Elisabeth Santángelo es una de las referentes de esa religión en Rosario y sostiene que las creencias positivas, el alivio y la fuerza que da la religión, meditación y la oración pueden contribuir a la curación y un sentido de bienestar.
Mary Baker Eddy es la fundadora, en el siglo XIX de la religión Ciencia Cristiana. Eddy era del norte de Estados Unidos, y en 1866 descubre esa filosofía religiosa a través de su propia experiencia. Baker Eddy sufrió una caída en el hielo y los médicos le dieron el peor de los pronósticos. Pero ella, que era una gran lectora de la Biblia, recordó la curación de Jesús de un paralítico, y dijo: “Si esa ley espiritual actuó en aquel momento, está también para mí, para actuar en este momento”. Entonces, cuando todos esperaban hacer un velorio, ella apareció completamente sana. Y a partir de ahí, comenzó a investigar.
“Hoy el efecto placebo es algo muy común porque los médicos lo están experimentando, hay investigaciones que nos dicen que la persona que cree que les están suministrando un medicamento o alguna práctica para sobrellevar ese dolor, si lo cree, le hace efecto”, sostiene Santángelo. “No es ninguna cosa médica que le están dando, tal vez es algo inocuo como si fuera agua o como cualquier otro elemento, que no es medicina”, opina.
Eddy comienza a difundir las enseñanzas de Jesús, estudia profundamente el sistema de curación, y lo vuelca en un libro que lo llama Ciencia y Salud, con clave de las escrituras. “Ahí están contenidas las enseñanzas de cómo nosotros podemos aplicar el cristianismo que Jesús dejó establecido, a través de la oración; que no está basada en ruegos ni ritos materiales, sino que es simplemente el reconocimiento de nuestra unidad con Dios, de empezar a conocer y a profundizar la naturaleza de Dios, que es todo amor y espíritu”, detalla Santángelo. Y da un ejemplo que es muy gráfico: “Hoy muchas personas sienten su alma como una lata abollada; es por eso que la ‘repación’ debe ser desde adentro hacia afuera. Y esto es la espiritualidad.”
La Ciencia Cristiana requiere de una oración específica para un caso determinado, como por ejemplo, falta de empleo, problemas matrimoniales, entre otras. “Lo que nos interesa es ver qué podemos aportar a la sociedad para que encuentre una puerta abierta. Hay médicos estudiando la Ciencia Cristiana, psicólogos, profesores de yoga, porque todos encuentran que hay una base espiritual que los ayuda. La Biblia es nuestra brújula”, sostuvo. Y aclaró que si bien Ciencia Cristiana es una religión, que en nuestro país no está muy extendida (en nuestro caso, la iglesia más cercana está en Rosario) su mensaje intenta ser más abarcativo, incluso soslayando la cuestión religiosa y apuntando a la espiritualidad. Se trata de trabajar sobre el enojo, este sentimiento que verdaderamente nos envenena, no solo el alma, sino (y está demostrado científicamente) también el cuerpo.
Y de eso se trata, una espiritualidad práctica, que nos conduzca a un estado de bienestar y armonía, una poderosa herramienta para vivir mejor.
(H. D.)

Anuncios

Acerca de www.CienciaCristiana.Net

Blog para compartir sobre Ciencia Cristiana en idioma español.
Esta entrada fue publicada en Comité de Publicación y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s